Optimiza espacio en el arriendo de tu bodega

Arriendo de bodegas: Realiza un plan cada medio año o al año para saber qué tienes guardado y en caso de que no tengas más espacio te aconsejamos el arriendo de otra minibodega para evitar la acumulación.

Repisas: úsalas para categorizar las cosas dependiendo del uso que le puedas dar; lo más frecuente puede quedar más a la mano y lo que menos en la parte de atrás. Es recomendable también poner las cosas más pesadas en la parte baja de las repisas y las más ligeras en la parte alta.

Contenedores: puedes categorizar el contenido de cada una de las cosas que guardas en la bodega o guardar por tamaño para poder encontrarlos más fácilmente cuando regreses en su búsqueda.

Etiquetas: úsalas para saber lo que guardas en tu bodega. Si son muchas cosas las que están dentro de la bodega, puedes también hacer una lista de lo que hay dentro. Etiquetar por temporadas (Navidad, Halloween, etc.) también ayuda a una mejor organización.

Plástico o bolsas transparentes: utilízalas si tienes objetos de decoración y objetos con un volumen grande que no quepa en la bodega para así evitar que el polvo se guarde en su superficie.

Pasillos: intenta crear un pasillo o espacio para que puedas llegar al fondo de tu mini bodega y puedas alcanzar con tus manos lo que necesites sacar de ella. De esta forma no llenas completamente el sitio y no lo conviertes en un lugar difícil de acceder.

archivadas en: blog